The Student News Site of Colombo American School
Back to Article
Back to Article

UNA PAUSA AL REGALO DE DIOS

UNA PAUSA AL REGALO DE DIOS

April 5, 2018

Para quienes tuvimos que pasar por aquellos difíciles días de ser padres “primíparos” y en ejercicio de una labor inexperta y a veces hasta torpe, el tiempo pasaba lento y con mucho ajetreo, mientras la vida, poco a poco y sin darnos cuenta, nos iba curtiendo en la educación de nuestros hijos. Ayy!, tiempos aquellos, pero si hubiéramos sabido anticipadamente en lo que nos estábamos metiendo, con seguridad todos lo volveríamos a repetir con tal de volver a vivir lo que nuestros hijos nos regalaban y tantas veces pudo pasar desapercibido.

La opción era trabajar duro y en equipo para que ellos pudieran prolongar la existencia con lo mejor que sus padres pudiéramos darles, en la esperanza de que sobresalieran profesionalmente y con los Valores correctos, o limitarnos, como suele decirse, a que “la escuela de doña Rita”, cualquiera que fuera, hiciera todo el trabajo por nosotros. Sin dudar, apostamos por la primera, en un lugar que no conocíamos pero cuyo calor humano nos recibió como tenía que ser; en sus manos pusimos la ayuda que esperábamos, sí señor, nos gustó, también a los chiquitos, en conjunto podíamos lograr que ellos se realizaran como personas de bien. El Colegio Nuevo Colombo Americano sonaba como la esperanza para la siembra del futuro de los hijos, difícil decisión, pero nosotros acertamos.

¿Y por qué acertamos?… Bueno, no es tan simple decirlo en pocas palabras y menos comprenderlo como se merece sin haberlo vivido. En el CAS hubo respeto por cada uno, comprensión, profesionalismo, ayuda, puertas abiertas para la solución de inconvenientes que nunca faltan, oídos dispuestos a escuchar, solidaridad, honestidad, lindas instalaciones, en fin, ansiábamos lo más parecido a un paraíso y algo de eso, de lo que se espera encontrar para los hijos, tiene de sobra el Colegio. Ese “no sé qué” y los Valores instituidos lograron que nos quedáramos allí durante 15 años.

Entregamos tres pequeños angelitos y recibimos tres grandes seres humanos, pulidos en todo cuanto anhelábamos lograr. Los tres han sido reconocidos en su vida universitaria como parte de los mejores estudiantes en su facultad y se aprestan para desempeñarse como un aporte honesto, caballeroso y valioso para una sociedad cuestionada que en muchos aspectos deberá sufrir cambios profundos. Difícil tarea y un reto más para ellos, pero sus padres siempre hemos confiado en que sean los demás quienes se contagien de esas enseñanzas recibidas y no de los equivocados valores que a diario nos rodean y asechan. Por algo fueron formados como líderes y es ahora cuando verdaderamente su labor inicia, lo previo es sólamente la siembra de las bases, lo que viene es su verdadera misión y lo que realmente justifica su existencia.

Remar contra la corriente, sembrar en tierras áridas, generar oportunidades de progreso, qué difícil misión cuando no se quiere ser un simple partícipe de lo diario, sino, más bien, un protagonista del cambio orientado a un mejor vivir en una sociedad futurista y con mayor sentido de grandeza solidaria, igualdad y prosperidad para todos.

¡Qué experiencia la que hemos vivido! Se lo hemos dicho al Colegio en varias oportunidades y lo volvemos a repetir: “con el CAS sólo tenemos palabras de agradecimiento”, nuestros hijos hoy caminan libres y con orgullo. Con nostalgia no olvidan aquellos días que los marcaron con el privilegiado sello del liderazgo y la excelencia, apropiándose de la misión de difundirlo, aplicarlo y ofrecerlo a quienes un día también fueron niños pero no contaron con ese privilegio ni oportunidad para poder alcanzar un deseado futuro triunfante. ¡Un verdadero regalo de Dios el que hemos recibido!

 

CAS NEWS • Copyright 2018 • FLEX WordPress Theme by SNOAcceder